Cómo funciona el tpv virtual

Cómo funciona el tpv virtual

El tpv virtual es un sistema de pago por internet que permite a las tiendas online aceptar pagos con tarjeta. TPV son las siglas de Terminal de Punto de Venta y es un método de pago que ofrece muchas ventajas para el cliente y el empresario: 

Qué ventajas y desventajas ofrece el tpv virtual

Ventajas

Acepta prácticamente todas las tarjetas: Mastercard, Visa… Por lo que todos tus clientes podrán pagar cómodamente sin importar la que elijan. 

Es un método de pago seguro. 

No necesita ningún tipo de software y todo el proceso de pago se realiza vía Internet. Los datos de la tarjeta de crédito los controla el banco por lo que la información de los clientes no podrá llegar a terceros. 

La tienda online recibe el importe al mismo momento que el usuario realiza el pago, sin largos tiempos de espera. 

El riesgo de impago es nulo. 

Desventajas

La mayoría de bancos se llevan una comisión por compra cada vez que un cliente realiza un pago.  Por lo general el tpv virtual también tiene asociado un coste de mantenimiento.  Cuando empiezas una tienda online y no sabes cuánto vas a facturar es complicado saber si este método de pago es lo que más te conviene. 

Cómo conseguir tu tpv virtual

Para conseguir el terminal punto de venta debes solicitarlo en tu entidad bancaria o en la sucursal donde tengas abierta la cuenta de la tienda online. El dinero que pagan tus clientes cuando compran se ingresa directamente en esa cuenta asociada al tpv.

No podemos explicar todo el proceso para obtener el tpv virtual en cada banco porque existen decenas de entidades bancarias, cada una con unos requisitos diferentes y en constante evolución. La única condición que siempre se dará es que tienes que tener una cuenta abierta con ellos, de lo contrario te harán abrir una nueva. 

Cada banco te ofrecerá unas condiciones diferentes en cuanto a comisiones, mantenimiento y apertura, lo ideal es comparar primero en varias entidades hasta dar con la más beneficiosa para ti. Cómo funciona el tpv virtual

Una vez contrates tu tpv virtual y sin importar la entidad que hayas elegido el siguiente paso será configurarlo.

El terminal punto de venta se configura directamente desde el panel de administración de la tienda online al introducir los datos que te darán en el banco. Para curarnos en salud es habitual hacer un par de pruebas con el fin de asegurar que lo hemos activado definitivamente. Realizadas las pruebas, el terminal punto de venta estará instalado por completo. 

Comparación de diferentes modelos de tpv virtual

Al igual que sucede con los métodos de apertura, las diferentes entidades bancarias tienen políticas distintas a la hora de cobrar las comisiones y poner una serie de requisitos, analizamos los bancos más famosos para que tengas una idea previa de sus condiciones: 

TPV Virtual contratado con La Caixa Comisión por compra del 1%, con un mínimo de 0,35€. Comisión de alta de 100€.

Comisiones de mantenimiento:       9€/mes / si facturas igual o más de 600€ mensuales.     19€/ si facturas menos de 600€ mensuales.     25€/mes si el tpv se encuentra inactivo durante un periodo de 3 meses. 

TPV Virtual Sabadell – Cam Comisión por compra de 0,80€ sin mínimo.  Sin comisión de alta. Cuota del tpv gratuita durante los primeros 6 meses. Después serán 18€ mensuales si no se realizan un mínimo de 20 operaciones. 

TPV Virtual en Bankia Sin comisión de alta. Comisión por compra de 0,33€ para tarjetas de débito y 0,76€ por tarjeta de crédito.  Comisiones de mantenimiento:      25€/mes si facturas igual o menos de 1.000€ mensuales.     10€/mes si facturas más de 1.000€ mensuales.      Gratuito si facturas más de 5.000€ .

TPV Virtual en el banco online ING Sin comisiones de alta Sin comisiones de mantenimiento Comisión por compra: Por debajo del 1% Condiciones especiales: Sólo aceptan la solicitud del terminal punto de venta si tu negocio online lleva activo más de 6 meses.  

Con estas indicaciones podrás empezar a trabajar en tu negocio con el tpv virtual, recuerda que lo más importante es comparar (Y negociar) entre los distintos bancos con el objetivo de obtener las mejores condiciones. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *